Noticias

  • La importancia de la formación en la competitividad de las empresas

    La importancia de la formación en la competitividad de las empresas

    Hoy os proponemos un tema imprescindible en todas empresas y en todas las personas: La Formación.

    Una empresa competitiva es aquella que es capaz de mejorar sus rendimientos y adaptarse al cambio continuo que la globalización de los mercados y la creación de nuevas tecnologías le exigen. Para ello es fundamental la inversión continua en su recurso más importante: el capital humano.

    Para la empresa, la formación es una inversión que incrementa la productividad de los trabajadores, aumenta su motivación, genera mayor confianza en la propia organización y disminuye la sensación de estancamiento profesional

    La rutina diaria, el cumplimiento de objetivos y la teórica “falta de tiempo” nos lleva a ir posponiendo algo tan importante como es el reciclaje del conocimiento. En este sentido, tanto la empresa como el trabajador tienen que hacer un esfuerzo importante para realizar esta inversión en formación que a largo plazo se convertirá en una ventaja competitiva tanto para la empresa como para el desarrollo profesional y personal del individuo.

    Para elaborar un buen plan de formación en la empresa, se deben seguir los siguientes pasos:

    -  Definición de las metas estratégicas a conseguir a medio y largo plazo.

    -  Detección de las necesidades formativas que los trabajadores van a necesitar para poder alcanzar estas metas.

    -  Planificación de la formación a desarrollar y definición de los recursos necesarios para llevarla a cabo.

    -  Evaluación de la eficacia de los planes formativos anteriores para corregirlos y/o mejorarlos.




Volver