Noticias

  • La competitividad empresarial a través de los pequeños detalles

    La competitividad empresarial a través de los pequeños detalles

    Hoy os proponemos un artículo muy interesante sobre la competitividad empresarial. 

    La competitividad es la capacidad que tiene una empresa o país de obtener rentabilidad en el mercado en relación a sus competidores. Esta depende de la relación entre el valor y la cantidad del producto ofrecido y los insumos necesarios para obtenerlo y la productividad de los otros oferentes del mercado.

    Todos pensamos que una empresa es muy competitiva cuando es capaz de generar una gran rentabilidad mediante el uso de técnicas de fabricación más eficientes que las de sus competidores que le permiten fabricar más cantidad o tener costes más reducidos que los de sus competidores.

    Esta afirmación es la punta del iceberg, lo que queda bajo el agua, la verdadera competitividad, está en los pequeños detalles que es lo que marca la diferencia y hace que la competitividad de una empresa aumente. Estos detalles están relacionados con:

    • La seguridad de las personas que trabajan en los procesos: Una empresa que no es segura no puede ser competitiva, además de la desgracia personal que supone un accidente por muy pequeño e insignificante que sea, por ejemplo un golpe o un rasguño, están también los costes económicos como son las horas perdidas por accidente y bajas. Detalles como pueden ser utilizar los EPIs adecuados a la tarea a realizar, mantener el orden y limpieza de los puestos de trabajo, no solo tiene asociado una ganancia de seguridad y productividad sino que además elimina los costes ocultos como puede ser realizar un retrabajo debidos a desperfectos.

     

    • El mantenimiento que se le da a las instalaciones: Mantener las instalaciones en correcto estado de uso no es una cuestión solo del departamento de mantenimiento, tener personas que están alerta de pequeños detalles y los comunican inmediatamente conlleva que la empresa es más competitiva, luces que están fundidas, pulsadores en mal estado o puertas que no cierran bien, son pequeños detalles que pueden parecer nimios, pero estos pequeños detalles aumentan la seguridad de manera importante.

     

    • El mimo en la manutención: La mejora de la competitividad de muchos procesos industriales está en evitar los retrabajos o desperdicios que se producen por manipulaciones y transportes. Hacer los movimientos de materiales con atención, ser detallista en la manutención ya sea al aprovisionar a una cadena de montaje, a un almacén o preparar una caja para expedir por una agencia de transporte urgente..

    Para marcar la diferencia con cualquier competidor una empresa necesita que todas las personas de la organización sean muy cuidadosos, no solo con la calidad de su trabajo sino también con todos los detalles que lo rodea, lograr ese cuidado en el detalle hará a cualquier empresa más competitiva.

     




Volver