Noticias

  • El Aluminio en el mundo de la Cosmética

    El Aluminio en el mundo de la Cosmética

    Generalmente, cuando pensamos en el Aluminio, las imágenes que nos vienen a la cabeza están relacionadas con materiales de construcción, electrodomésticos,… No obstante, la industria de la cosmética lleva décadas usando este noble material en diversos tratamientos de Belleza y Salud.

    Debido a sus cualidades antibacterianas y antitranspirantes, el aluminio sintetizado en diferentes reacciones, se ha ganado un puesto muy importante en la industria de la higiene corporal.

     En concreto, el acetato de aluminio es empleado en desmaquillantes y lociones astringentes especiales para pieles sensibles. Tiene un efecto reafirmante que restaura la suavidad y lozanía natural de la piel, calma las rojeces y tiene capacidad vasoconstrictora.

    El Aluminio es empleado por grandes empresas en el mundo de la Cosmética, como por ejemplo Estée Lauder. Trayendo al mercado una innovadora mascarilla PowerFoil que combina el poder del aluminio con un plus de ácido hialurónico que repara el rostro mientras duermes. Nombrado como el otro elixir de juventud de Victoria Beckham, y empleado por la diseñadora asiduamente.

    http://www.glamour.es/belleza/tratamientos/articulos/elixir-juventud-victoria-beckham/23678

    Por otro lado, no son muchas las personas que conocen el buen trasfondo de uno de los tratamientos más importantes con cristales de aluminio. Se trata de la microdermoabrasión con cristales de aluminio y se está convirtiendo en una de las elecciones más populares y recomendadas por ser más efectivo y preciso. Es un tipo de exfoliación que llega a las capas más ocultas y profundas de la piel (peeling químico), y puede ser combinado con diferentes ácidos que mejoren nuestra piel.

    Se suele emplear por personas que padecen fotoenvejecimiento, arugas, pliegues, marcas o cualquier hiperpigmentación. Incluso ha empezado a usarse para combatir las estrías, que hasta ahora no tenían solución alguna. Todo ello para mejorar la piel y lograr firmeza, eliminar las células muertas e impurezas, atenuar cicatrices y arrugas, además de eliminar el fotoenvejecimiento.

    Asimismo, encontraremos presente al cloruro de aluminio como tratamiento tópico en caso de hiperhidrosis o sudoración excesiva sin relación alguna con la actividad física, la temperatura ambiente o el estado de ánimo.  Pese a que esta condición no trae con ella problemas de salud, si deteriora la calidad de vida de las personas que la padecen, y entre la gran variedad de tratamientos disponibles, encontramos al aluminio en una de las elecciones más comunes.

    El aluminio está presente en nuestro día a día, y siempre es una apuesta segura en nuestra cosmética diaria y los cuidados de la piel.

     

     




Volver