Noticias

  • Hogares confortables, nuestra misión

    confort

    inversión y ahorro para un hogar confortable.

    Cuando compramos un coche siempre preguntamos el consumo, siendo uno de los elementos decisivos en la compra del vehículo.

    Lo mismo está ocurriendo con los electrodomésticos. Cada vez estamos más concienciados que una mejor calificación energética nos supondrá un ahorro.

    Sin embargo  en el mercado de la vivienda muy pocos están teniendo en cuenta la calificación del edifico a la hora de la compra o el alquiler.

     

    Las certificaciones energéticas, obligatorias desde 2013 para las transacciones de viviendas, han sido percibidas por  el consumidor final como un nuevo impuesto.

    En España de 26 millones de casas, 21 están edificadas hace más de  30 años, y  al tramitar las certificaciones solo el 5% están logrando etiquetas con clasificación entre   A y D.

    Empresas dedicadas a realizar estas certificaciones han estimado el gasto en energía para que la vivienda sea confortable. Mientras que en una vivienda clasificada como G el coste asciende a 2500 euros/año, una A solo serían  200 €.

    La recomendación de estas compañías es invertir en mejorar elementos de la casa como los cerramientos. Una moderada inversión en las ventanas mejora considerablemente la eficiencia de las viviendas  y nos lleva a un ahorro que amortizará en unos años dicha inversión.

    Desde ITESAL (www.itesal.es) con sus diferentes sistemas de carpintería de rotura de puente térmico podemos ayudarles a alcanzar el confort  a esos 21 millones de viviendas cuya eficiencia energética no alcanza la clasificación D.

     




Volver