Noticias

  • Calentamiento global

    calentamiento global

    Comienza hoy, en París, la XXI Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Deberíamos esperar que nuestros líderes alcanzasen un acuerdo para limitar el calentamiento del Planeta Tierra. Pero, ¿se acuerdan de la famosa frase de Kennedy: “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”? O sea, ¿qué vamos a hacer nosotros para contribuir a la salvación del planeta? Tenemos que poner nuestro granito de arena.

    Está demostrado que los combustibles fósiles son los que más contribuyen al efecto invernadero. ¿Cuáles son estos combustibles fósiles? Petróleo, carbón y gas natural. Aumentar nuestra eficiencia energética, fabricar mejores automóviles, consumir energías renovables, y eliminar el consumo de los combustibles fósiles.

    Nuestro sector puede contribuir de manera significativa a la salvación del planeta. Por un lado, mejorando la eficiencia energética; y por otro, disminuyendo el consumo de combustibles fósiles (el plástico usado para la fabricación de una ventana contiene un 43 % de petróleo).

    El Aluminio tiene indudables ventajas y es el material que más favorece al mantenimiento de nuestro planeta:

    -          Reciclable infinitamente; el 75 % del aluminio que hoy se usa, proviene de reciclado; esto tiene dos ventajas fundamentales:

    • Por un lado, evitamos alterar más los entornos naturales
    • Y  por otro lado, reducimos el gasto energético; el consumo eléctrico se reduce un 95 % respecto a la producción de aluminio a partir de bauxitas

    -          Mejora la eficiencia energética en nuestra vivienda entre un 35 y un 50 % (depende de qué ventana antigua sustituyas y qué calidad de vidrio pongas); en esto es exactamente igual que cualquier otro material; pero, como hemos dicho, el plástico se fabrica a partir de petróleo (43 %); y la madera elimina poco a poco nuestros bosques, empeorando nuestra calidad global de vida por motivos evidentes (desertificación)

    Tenemos que dejar un planeta mejor a nuestros hijos y nietos, y a todos los que vengan después. Es nuestra responsabilidad. Empleando aluminio lo logramos un poquito más. No dejemos toda la responsabilidad a los que se reúnen hoy en París. Esto es muy irresponsable. Muchas gracias a todos.

     

    itesal, 9




Volver