Noticias

  • Como reciclar aluminio de los envases bricks

    Como reciclar aluminio de los envases bricks

    Parece una labor difícil pero la nobleza del aluminio hace posible recuperarlo incluso de los materiales más resistentes al reciclado.

    Seguramente te habrás preguntado donde van a parar los envases que depositamos en el contenedor amarillo, que entre otros productos para reciclar, se encuentran los Bricks que se usan para contener líquidos que tienen que ver con la alimentación diaria, como la leche, zumos, vinos, caldos, soja, chocolates, batidos, etc…

     

    Estos Bricks para poder garantizar el aislamiento del exterior de los líquidos y su conservación en optimas condiciones, incorporan al material con el que están fabricados una fina capa de aluminio que garantiza la calidad del envase.

     

    Pero la pregunta del millón es saber como se puede separar esta materia que está tan íntimamente unida a el resto de la capas que forman el envase Brick.

     

    La primera fase del proceso una vez recogidos los envases, es someterlos a pirólisis, que consiste en someterlos a calor para poder descomponerlos, este proceso se hace en ausencia de oxigeno, lo que ocasiona que el plástico (polietileno) se transforme en gas caliente separándolo del aluminio que queda limpio y dispuesto para su reciclado.

    El plástico pasa en parte a ser gas y otra a ser un aceite ambos posteriormente pasarán a ser usados como combustible en procesos industriales, incluido este llamado proceso de pirolisis haciéndolo energéticamente auto sostenible, dado que una vez iniciado el proceso este se puede alimentar con el gas procedente del mismo.

    El aluminio procedente de este reciclado se va depositando en forma de copos que se prensan en paquetes que pueden volver a ser fundidos por la industria del aluminio sin ninguna alteración o tratamiento previo ya que el aluminio sigue manteniendo todas sus características y cualidades.

    Esta particularidad es propia solo del aluminio dado que ni tan siquiera el resto de los metales son aprovechables al 100% como lo es el aluminio reciclado.

    Tras este proceso y una vez fundido pasara tras haber estado en el brick de un zumo o de un pack de leche, a estar en una de las perfilerías de nuestras ventanas, alimentando una vez más el gran ciclo de vida del aluminio.




Volver