Noticias

  • La importancia de un buen Plan

    plan

    Tener diseñado un Plan para las áreas más importantes de la Empresa es fundamental para su buen funcionamiento, además de evitarnos alguna sorpresa. 

    La responsabilidad penal de la empresa fue introducida en el año 2010 en nuestro ordenamiento jurídico. De esta forma, si un directivo o empleado comete un delito además de responder individualmente, también responde penalmente la Empresa por no haber hecho lo posible para evitarlo. La modificación del Código Penal realizada en Julio de 2015 da posibilidades a las empresas para eximir sus responsabilidades, ¿cómo? Pues como en cualquier faceta de una organización: diseñando y aplicando un buen plan de prevención de delitos.

    Todas las organizaciones, independientemente de su dimensión, deben diseñar dicho plan, bien internamente o subcontratando dicha tarea. Se logra, evidentemente,  mejorar y desarrollar la organización en el tiempo, caminando, poco a poco, hacia la excelencia.

    Para diseñar el plan es necesario poner en práctica varios puntos clave:

    • Estudia bien el organigrama de la Empresa, identificando claramente cómo se toman las decisiones y quién las toma.
    • Identificar los posibles riesgos en que puede incurrir la Empresa y que signifiquen un posible delito de acuerdo al Código Penal.
    • Diseñar el plan preventivo, o sea, las acciones por las cuales la empresa va a trabajar en el impedimento de dichos delitos; por supuesto, implantar dicho plan y establecer un seguimiento adecuado.
    • Redactar un documento y comunicarlo a todos los actores implicados, a todos los trabajadores, incluso a la totalidad de los Grupos de Interés de la Empresa.
    • A partir de ahí, la estandarización de procedimientos y la implantación de disciplina será vital para que cumpla su principal misión: la prevención. 

     




Volver