Noticias

  • Repaso a las ventajas de una ventana de Aluminio

    Repaso a las ventajas de una ventana de Aluminio

    El aluminio es un metal ligero que posibilita hacer grandes ventanales con muy poco material, en contra de otras materias con las que se hacen ventanas.

    Pero veamos cuales son las características que nos llevan a elegir una buena ventana de aluminio Itesal.

    Seguro que cuando vemos una ventana de aluminio al ser tan fuerte y robusta hemos llegado a imaginar que es perfectamente solida y casi maciza para mantener esa fortaleza metálica que aparenta y así es, pero solo en parte, porque si observamos una sección de un perfil con el que se mecanizan estas ventanas, veremos que una gran parte de las mismas tanto para el marco como para las hojas , puede permanecer hueca, estructurada con muy poco metal y aún así cobrar una rigidez especialmente fuerte.

     

    Partiendo de esta máxima, el sistema de Rotura de Puente Térmico impide que la diferencia de temperatura en verano o en invierno influya en el interior de nuestra casa aportando un aislamiento único en el mercado del cerramiento. La combinación de las varillas de poliamida con el aluminio exterior e interior visto. Esta opción además de darnos un gran aislamiento térmico y acústico, nos facilita poder jugar con el color de ambas caras de una ventana, pudiendo mantener un conjunto armónico al exterior y el que deseemos en el interior.

     

    Otra gran ventaja del aluminio es la facilidad para su limpieza y mantenimiento, casi inexistente, pues tan solo con agua y jabón su aspecto puede durar con el del primer día durante años.

     

    Los estudios demuestran que  el aluminio es una material garante de contra la humedad, el sol, el calor, el polvo o cualquier otro elemento meteorológico, soportándolos todos ellos sin apenas notarse sus efectos en su superficie.

     

    Como metal que es el Aluminio es imposible de quemar en un incendio, su punto de fusión es superior a los 600º, no solo así es un material ignifugo sino que también es una barrera contra la temperatura que impide igualar ambas partes de la temperatura de estancias con llamas y sin ellas, en contra de otros materiales tóxicos por inhalación en cuanto arden.

     

    El aluminio es un metal noble y puro, un elemento químico del sistema periódico, difícil de emular en calidad ya por este concepto, pero por si fuera poco además es muy reciclable dado su proceso simple y que ahorra mucha más energía que el proceso minero.

     

     

    Para finalizar decir que invertir en un cerramiento de aluminio para exteriores, balcones, ventanas, puertas, barandillas, verandas o terrazas, es invertir en futuro, futuro de diseño, de prestaciones de garantías y de eficiencia energética, en definitiva es una inversión de calidad.




Volver