Noticias

  • Salvar nuestro planeta Tierra

    tierra

    Ayudar a nuestro planeta esta en nuestras manos

    La energía ha sido y es un bien imprescindible e irrenunciable.  La Revolución Industrial que comenzó en el s. XVIII cambió de forma drástica nuestra forma de vida, nuestra forma de entender el mundo, nuestros modelos de progreso y desarrollo. A partir de ese momento, el desarrollo ha estado basado en la explotación de recursos energéticos, principalmente fósiles; y lo peor de todo es que nos hemos creído, falsamente, que son ilimitados. El mundo moderno necesita gran cantidad de energía cuya generación y consumo producen impactos ambientales.

    El carbón fue el combustible de la Revolución Industrial; el petróleo y sus derivados prosperaron a lo largo del s. XX; y el s. XXI ha de ser el siglo de la revolución de las energías limpias y eficientes;

    Por ello, ITESAL fundamenta gran parte de su desarrollo e innovación en el diseño de Sistemas de Carpintería que reduzcan el consumo energético a lo largo de todo el año. Con nuestros Sistemas de Rotura de Puente Térmico, RPT, garantizamos varios beneficios relacionados con la sostenibilidad del planeta Tierra:

    -          Ahorro de hasta un 40 % en nuestras viviendas, si cambiamos nuestra antigua ventana de madera con vidrio simple, por una ventana con RPT con vidrio –doble o triple- con control solar

    -          Ahorro en el consumo global del planeta: porque el aluminio es infinitamente reciclable; de forma que produciendo materia prima a partir de aluminio reciclado, ahorramos hasta un 95 % de la energía eléctrica que se emplearía por los medios tradicionales (electrolisis), obteniendo la misma calidad de materia prima que el producto original (esto no ocurre con otros materiales: por ejemplo, el plástico empleado en la fabricación de ventanas es el pvc, que se obtiene a partir de petróleo, como componente importante, emite cloro al medio ambiente; y, además, no es reciclable más que dos o tres veces, perdiendo siempre calidad; o pensemos en la cantidad de árboles que desaparecen de nuestro planeta si hiciésemos uso de ella para cualquier bien que necesitásemos)

    -          Ahorro en el consumo global de recursos, debido a emplear aluminio reciclado (no sólo en ventanas, sino en otros muchos usos: latas de bebidas, automoción, transporte en general…)

    Tengamos en cuenta que el consumo de los hogares españoles representa un 30 % del total del país, y se reparte entre en 18 % en la vivienda, y un 12 % en el coche. Es, por tanto, muy importante que una vivienda se construya adaptándose y aprovechando las condiciones climáticas de una zona para conseguir el confort adecuado con el mínimo consumo de energía. Una buena orientación, materiales adecuados, y la correcta utilización de cerramientos acristalados, persianas, toldos y cortinas, favorecen el rendimiento energético en calefacción, refrigeración e iluminación.

    Desde ITESAL luchamos  por el medio ambiente; antes de tomar una decisión sobre el cambio de una ventana –o varias- en nuestra casa, reflexionemos bien el tipo de material, para que nuestro futuro, el de nuestros hijos y nietos, sea lo más limpio posible. Nos lo agradecerán.




Volver